Alimentación

La comida sana preparada por ti mismo, te gustará más

Todos queremos tener una relación más saludable con la comida y que ésta nos aporte energía en vez de quitárnosla, pero no es fácil. La comida saludable no está a nuestro alcance todos los días, como sí lo está la bollería industrial o los snacks. Y… ohhh! saben tan bien!! Sin embargo, la evolución no nos ha preparado para ingerir tanta sal, azúcar y grasas. Aun así, cuando estamos fuera siempre es más fácil pedir una pizza que optar por una opción más saludable como unos palitos de zanahoria con hummus o guacamole. Es difícil evitar esa bolsa de Doritos que está siempre a mano para comprar y quitarte el gusanillo. Simplemente, hay demasiada comida basura rodeándonos!

Sin embargo, podemos disfrutar mucho más de las calorías consumidas, buscando una satisfacción en lo que se llama “mindfulness culinario”. Al fin y al cabo, “satisfacción” es lo que buscamos cuando pensamos en ese manjar al llegar a casa. Y quizá la satisfacción podemos encontrarla en algo tan sencillo como ralentizar la forma de comer para saborear más lo que comemos, elegir alimentos con más sabor (frutas y verduras de temporada, de producción local y ecológicas sin la utilización de químicos ni de organismos modificados genéticamente – OMG), comer acompañado en lugar de sentarnos solos frente a la tele, o incluso comer algo con un especial significado.

Otra forma es dedicar algo de ese precioso y, ¡ay!, tan limitado tiempo libre para preparar lo que comemos. Sí, lo que se conoce vulgarmente como: COCINAR. Si se hace bien, no demasiado largo ni complicado, podemos pasar un rato divertido y, según un nuevo estudio, ¡probablemente nos gustará más que si otra persona lo hubiera preparado para nosotros! Eso es, ¡preparado por uno mismo sabe mejor!

Un estudio de la APA (American Psychological Association) de Simone Dohle, Sina Rall y Michael Siegrist publicado bajo el título “¿Sabe mejor la comida preparada por uno mismo? Efectos de la preparación propia en la satisfacción al comer”, demuestra que cuando los participantes prepararon un batido saludable (sabor frambuesa, bajo en calorías), les gustó más que cuando lo tomaron ya hecho en un bar de zumos. Por el contrario, a aquellos que tomaron un batido menos saludable (sabor chocolate, muchas calorías) les gustó más el ya preparado que el que ellos mismos hicieron.

¿Cómo se hizo el estudio? 120 mujeres probaron comidas que habían sido hechas por ellas mismas o ya listas para comer, siendo ambas opciones igualmente mucho o poco saludables. La preparación era sencilla pero realista. En un caso, las participantes se ubicaron en una cocina con todos los ingredientes necesarios para elaborar una misma receta. En el otro caso se les dio el batido “listo para tomar”, como el de cualquier nevera de supermercado.

Los resultados muestran que lo que preparamos por nosotros mismos nos gusta más, de forma significativa, que la misma comida preparada por otros. Esto debería ser una razón de peso para ayudarnos a dedicar algo de tiempo a comprar y preparar “tentempiés” más saludables (unos palitos de zanahoria) o cenas más ligeras y nutritivas (el brócoli tiene unas asombrosas propiedades). Preparado por uno mismo puede aportarnos más satisfacción que cualquier otra opción, y ayudarnos a evitar esa bolsa de Doritos. 🙂

Por supuesto que hay muchos otros aspectos a tener en cuenta como, ¿hasta qué punto puede restar satisfacción preparar algo demasiado complicado? ¿La segunda vez que lo haga yo mismo me gustará tanto como la primera? ¿qué dirán otros cuando saque mi tupper con los palitos de zanahoria? ¿los niños tienen la misma sensación de satisfacción al realizar sus propias comidas?

Como ves, hay muchas incógnitas que resolver todavía, pero si la dirección que marca este estudio es correcta, ¡las implicaciones pueden ser enormes! ¿Quién sabe? Igual conseguir que tus hijos coman bien en su colegio es tan sencillo como que la cocina del cole se convierta en una clase y ¡que los estudiantes puedan preparar su propia comida!

 

Si tienes dudas o necesitas alguna aclaración, estamos disponibles para ofrecerte nuestra ayuda, como coaches de salud y nutrición que somos. Pregúntanos sobre cómo mejorar tu dieta con cambios sencillos pero con efectos drásticos y duraderos en tu salud, como empezar a cocinar de manera rápida platos saludables o cómo conseguir cambiar las comidas que provocan inflamación por aquellas que te darán energía. ¡Estamos aquí para ayudarte en tu camino hacia una vida más sana y feliz!

Encontrarás más consejos útiles en otros artículos de nuestro blog, o en nuestra Newsletter a la que puedes suscribirte dejándonos tu email en el recuadro situado al final de la página.

Fuente original:

http://www.forbes.com/sites/toddessig/2016/01/25/diy-healthy-food-more-likable-says-new-research/#7b7f37f83e18

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *