Superalimentos

7 razones para tomar espirulina y cómo hacerlo

En nuestro constante objetivo de ayudaros a mejorar vuestra salud, además de sugeriros cambios que podéis hacer en vuestra alimentación, nos gusta hablar de alimentos que, en pequeñas dosis, son muy beneficiosos para el cuerpo. ¡Este es el caso de la espirulina!

La espirulina es un complemento dietético elaborado a base de algas verdes del género Arthrospira, sobre todo las especies Arthrospira platensis y Arthrospira maxima. El empleo de la espirulina para la alimentación no es algo nuevo, puesto que existen evidencias de que los aztecas las consumían procedentes del Lago de Texcoco. En España la espirulina habita de forma natural en el Parque Nacional de Doñana.

Normalmente, en casi cualquier clasificación de super alimentos aparece la espirulina y, en la mayoría de ocasiones,  situada entre los mejores. Se dice que contiene 100 nutrientes diferentes, desde proteínas, grasas ácidas esenciales, vitaminas B´s, calcio, hierro, magnesio, clorofila, y muchos más.

La espirulina es un alga con forma de espiral que crece en aguas frescas como lagos y ríos en lugares de clima templado. Históricamente consumida por los Aztecas en America Central, en la actualidad podemos encontrarla en polvo y añadirla a nuestros zumos verdes y batidos saludables.

7 Beneficios de la espirulina:

Proteinas
Aproximadamente el 60-70% de la espirulina son proteínas, más que cualquier carne o pescado. La espirulina sirve para añadir un extra de proteínas en nuestra alimentación. Por ejemplo, si tomas de 5 a 15gr, de 3 a 9 serán pura proteína.

Hierro
Una cucharadita de espirulina tiene 1,5-3gr de hierro, aproximadamente el 22% de la cantidad diaria recomendada (CDR). Con poca cantidad, se consigue alcanzar la dosis diaria de hierro fácilmente. Esto lo hace ideal para mujeres con menstruaciones con mucho sangrado o deportistas después de esfuerzos prolongados.

Vitaminas B
Vitaminas B1 y B2 sobretodo, pero también B3, B5, B6 y B9.

Antioxidantes
Betacaroteno, zeaxanthin, lutein, xanthophylls y otros compuestos carotenoides importantes para la piel, los ojos, el corazón y el sistema inmunológico.

Clorofila
La clorofila que utilizan las plantas para la fotosíntesis es también buena para los humanos, potencia la recuperación celular y su oxigenación, actúa como un antioxidante frente a radicales libres y mejora la salud de la sangre.

Alcalina
Los alimentos alcalinos, que crecen en aguas alcalinas de lagos y ríos (agua fría) en climas templados, ayudan a reducir la inflamación sistémica.

Acido gamma-linoleico
Presente, por ejemplo, en la leche materna y en menor medida en algunas plantas como la espirulina. Si está en el alimento que la Naturaleza ha desarrollado durante millones de años de evolución para los bebés recién nacidos, la leche de sus madres, ¡entonces debe de ser algo muy nutritivo!

¿En qué casos se recomienda tomar espirulina?

Alergias. Ayudan a reducir el picor
Ayudan al sistema inmunológico a luchar contra infecciones y contra el cáncer
Mejoran la salud de la flora intestinal
Reducen de los triglicéridos en personas con colesterol alto
Mejoran el metabolismo y aportan energía al organismo
Protegen frente a enfermedades del hígado

La ESPIRULINA es especialmente beneficiosa para:

Gente que no come suficientes verduras y vegetales
Embarazadas y recién paridas
Gente muy ocupada o con altos niveles de estrés. Ayudan a mantener alta la energía y las necesidades de vitaminas B
Personas mayores, que tienen menos apetito o retienen peor los nutrientes
Personas que tienen problemas digestivos o de absorción de nutrientes, o que han sufrido alguna operación estomacal como un bypases, u otras condiciones que limitan su capacidad digestiva
Vegetarianos y veganos, que necesitan tomar hierro y vitaminas B

 

La dosis recomendada es de 3 a 15gr por día, pudiéndose consumir en polvo, cápsulas o pastillas. En polvo puedes añadirla a nuestros zumos (en breve, además, ¡podrás comprar zumos con espirulina!) o a los zumos o licuados que te hagas en casa, pero también la puedes incluir en ensaladas e incluso en postres, o disolverla simplemente en agua.

 

Si tienes dudas o necesitas alguna aclaración, estamos disponibles para ofrecerte nuestra ayuda, como coaches de salud y nutrición que somos. Pregúntanos sobre cómo mejorar tu dieta con cambios sencillos pero con efectos drásticos y duraderos en tu salud, como empezar a cocinar de manera rápida platos saludables o cómo conseguir cambiar las comidas que provocan inflamación por aquellas que te darán energía. ¡Estamos aquí para ayudarte en tu camino hacia una vida más sana y feliz!

Encontrarás más consejos útiles en otros artículos de nuestro blog, o en nuestra Newsletter a la que puedes suscribirte dejándonos tu email en el recuadro situado al final de la página.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *